PRESENTACIÓN PERSONAL

La fascinación por la magia que parece exhalar esos fantásticos signos llamados letras, se despertó en mí desde temprana edad. El ansiado secreto del manejo de las plumillas que con engañosa facilidad se deslizan sobre el áspero papel me fue conferido al modo de los antiguos monjes amanuenses por un compañero de primaria que, ayudado por los más elementales utensilios y un despastado ejemplar de “Speedball”, me transmitió los rudimentos de “El Arte de hacer Letras”, frase que aún ahora sirve como nombre a un gran número de manuales de Caligrafía. Entre esta experiencia y la fecha median treinta y ocho años de amoroso aprendizaje y ejercicio -mismos que paulatinamente han ido acrecentando mi interés y le han infundido el vigor y la disciplina necesarios a tan dura práctica-. Simultáneamente el esfuerzo dedicado ha despertado en mí una insaciable curiosidad por conocer cada vez más sobre el origen de las letras, su desarrollo y evolución, sus cambios y alteraciones, sus expresiones cotidianas y sus posibilidades plásticas. Con el tiempo, esa apasionada curiosidad ha encontrado diversos cauces a través de la docencia, la investigación y la producción que se han sumado a la práctica constante de este arte que he desarrollado como profesión principal, orientando mi formación académica y personal, así como mi producción como artista visual en esa dirección.

En este proceso he asumido cada encomienda como un reto que me ha enseñado y estimulado a crecer como calígrafo. A través de cada uno de los proyectos que han implicado la aplicación en diferente medida de los diversos recursos intelectuales y técnicos adquiridos lo mismo a través de la formación profesional, que de la práctica y la experiencia; con ellos se han ido integrando en mayor medida reflexión, estrategia e intuición –ya que la caligrafía es mucho más que una técnica para trazar los signos-. Cada proyecto, desde los más sencillos como poemas, cuentos, pensamientos, tesis o el diseño y rotulación de diplomas, invitaciones y monogramas para todo tipo de eventos y aplicaciones, hasta los trabajos especiales, libros de artista, museografía de exposiciones, propuestas para agencias de publicidad u otros tipos de trabajos desarrollados para diversos autores y dirigidos a solventar diferentes clases de necesidades sociales de comunicación y expresión han implicado aplicar los conocimientos sobre sus elementos ya sea en las formas de aplicación tradicionales o con interesantes variaciones para cada uno de sus tipos de materiales, soportes, instrumentos, medios, estilos y formas caligráficas que han influido en forma decisiva sobre los resultados alcanzados.